¿Por qué gastar, gastar y gastar? Abramos los armarios sin miedo y rebusquemos entre los pañuelos más vistosos (sí, algunos con flecos) o entre los colores más llamativos (sí se lleva el mostaza y los tonos tierra, colores vetustos; con mucha personalidad).

Se lleva lo vintage, lo que dice “mmmm… no lo tiro, era bueno y, con un conjunto monocroma ¡queda que te mueres!”. Ahora voy vestida así. Llevo un vestido negro de tubo, muy parecido a los que hay en estos momentos en Zara (por 29,90)…

O en Mango (por 39,90 euros):

Con unos stilettos… y perfecta para unas maratonianas jornadas de trabajo y… para salir y tomarte algo en un terracita… (eso después).

Lo mejor: ¡Los complementos vintage! Con un cinturón tonos tierra y un bolso de piel clara, antiguo… ¡fabulosa y muy elegante!

Hay que recordar que el estilo vintage se puede definir como el uso de prendas usadas o antiguas pero no cualquiera, sino de alto nivel y gran valor. Estas últimas, siempre combinadas con otras nuevas. Así, es importante equilibrar el outfit usando algo vintage con una pieza muy moderna y monocroma, ¡como los vestidos de arriba!

Una de las marcas vintage que más me gustan es Adore Vintage, con modelos como este bolso tan impresionante… además, ¡es muy económica! Os dejo este link para que podáis ver qué bolsos se ajustan más a los que tenéis en el armario de vuestros familiares… que va siendo hora de saquearlo… ¡Mucha suerte!

Irene T.

Anuncios